Esencia

Autor

Fecha

Categoría

Siento ganas de salir, alejarme antes que este mundo me devore, partir hacia la nada, donde encontrarme con mi esencia, sin ninguna capa de personalización impuesta. La ciudad es un desierto lleno de gente, camino solo a pesar de las miradas, a la única que le importo algo, es a la que me devuelve el espejo.

No hay tristeza, hay un vacío indoloro y cruel que me acompaña, la pubertad se fue y se llevó la sustancia. Las palabras marcan el ritmo, me sacan del atosigamiento mientras preparo la partida.

Atrás quedarán el mañana que nunca llegó y el ayer que lo esperaba, nunca el presente se hizo presente, siempre con vistas a otras realidades sin vivir la mía. El equipaje que me acompañara es escaso y tácito, solo sucesos puntuales en un rinconcito del alma.

No hay lágrimas, no hay esperanza, solo desconocimiento. Me subiré al primer viento que se cruce y partiré en busca del sentido de esto que se llama vida.

Artículo anteriorLas féminas
Artículo siguienteAmor de calle, presentación

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alejandro Basualdo

Notas de Unit es un blog-ensayo personal, donde encontrarás escritos, relatos cortos y otras obras pertenecientes a Alejandro Basualdo.

Relatos recientes

La silenciosa

Las sabias bocas del pueblo habían dado su veredicto, la silenciosa no estaba cuerda y era una amenaza latente. Estas le impusieron una orden...

Amor de Calle: Una noche agitada

El bondi se escapaba entre la negrura de la noche, las náuseas hicieron desbordar en cómodas cuotas un líquido ácido por su boca, el...

Amor de calle, presentación

Es el día del trabajador y llueve, una jornada ideal para lanzar: “Amor de calle”. Una historia en donde Laura y Juan son los protagonistas,...

Esencia

Siento ganas de salir, alejarme antes que este mundo me devore, partir hacia la nada, donde encontrarme con mi esencia, sin ninguna capa de...

Las féminas

Caminaban en fila, tenían prohibido levantar la vista, solo podían ver el suelo, las reglas del miedo, el mundo se había ido al carajo...

Comentarios recientes