Sonaba el himno Mad World de Tears for Fears en radio3, cada eslabón de la canción suscitaba nostalgia a caudales, el gris día era el decorado perfecto para la ocasión. No podía encontrar la llave para abrir la puerta, ¿dónde estará? me preguntaba inconscientemente, imposible de hallarla en este descontrol de angustia.

¿En algún momento podre reorganizar este desorden? difícil…pero la vida es una encrucijada diaria. Día tras día tienes que tomar decisiones, aunque parezcan imperceptibles en la cotidianidad, me siento vacío, el sol parece lejano a pesar de estar bajo el verano andaluz.

Por suerte el teclado me sostiene y es un soporte de donde agarrarse antes de que se acabe todo. La oscuridad siempre está latente, no es necesario cerrar los ojos para estar dentro de ella. Son pocas las palabras que pueden escapar de mis contaminados pensamientos, necesito ser “Yo” en mayúsculas, una sola palabra que me permite sentirme libre de esta sociedad saturada.

Compartir
Entrada anteriorDías en la oscuridad
Entrada siguienteLa vida esta para vivirla

Bloguero a tiempo parcial, las “Notas de Unit” es el lugar donde exploro sensaciones a través de las palabras.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here